Saltar al contenido.
Anuncios

Dulce de boniato ( batata, camote o papa dulce )

Aloha cocinillas,

Seguimos con los ricos alimentos que nos proporciona la estación de otoño y, como no puede ser de otra manera, uno de los más ricos y completos es el boniato ( batata, en México se conoce como camote y en otros países de Latinoamérica como papa dulce).

Esta receta está riquísima y es realmente rápida y sencilla.

Yo la conocí en Astrid Tapería Orgánica ( Málaga) y desde ese momento me quedé enamorado de ella. Por cierto, si pasáis por Málaga y queréis comer sano no podéis dejar pasar la oportunidad de visitar este establecimiento.

Yo lo he presentado en un vasito de yogur con yogur griego natural y un poco de fruta de la pasión pero esta elaboración puede servir para multitud de recetas más elaboradas como pasteles, brazos de gitano o tartas, entre otras. Es muy versátil y está tan rica que pega con todo.

Así que sin más rollos, ¡vamos al lío!

  • INGREDIENTES

-3 o 4 boniatos ( según lo grandes y la cantidad que queremos obtener)

-miel de caña ( o en su defecto miel normal o siropes: ágave, maíz, arroz… o melaza o el endulzante que más os guste)

-yogur griego natural

-el zumo de uno o dos limones

-1 o 2 piezas de fruta de la pasión

-hierbabuena para decorar

  • ELABORACIÓN

1. Lavamos los boniatos y bien o los asamos en el horno o los cocemos en una olla que les cubra bien el agua. Si los asamos al horno saldrán más los azúcares del boniato y tendrá un color más dorado nuestro dulce de leche. A mí me gusta más al horno, pero de las dos formas sale rico. Una vez estén blandos por el centro los dejamos atemperar.

2. En un procesador, batidora o similar los echamos sin pieles ni impurezas y añadimos un chorro generoso de miel y el zumo del limón. Batimos a máxima potencia unos 2 o 3 minutos, hasta conseguir una textura tersa y suave, si vemos que está demasiado pastosa añadimos un poco de agua, muy poco a poco, para que no nos quede líquida. En thermomix ( u otro robot) programamos unos 4 o 5 minutos más a 70 grados y en cuanto llegue a esa temperatura ya está lista ( esto nos dará una mejor textura y nos ayudará a conservarla más tiempo). Si no tenemos robot podemos hacerlo en un cazo a fuego medio, cuando empiece a burbujear retiramos.

3. Ponemos en los vasitos hasta la mitad o algo más. Añadimos el yogur griego y la pulpa de la fruta de la pasión. Decoramos con alguna ramita de menta o hierbabuena antes de presentarlos.

Y listo, una combinación sencilla pero muy resultona y de sabor y textura increíble.

La mezcla con el yogur griego va genial pero también podríamos omitirlo.

Queda una textura y sabor igual a algunos yogures de caramelo industriales, muy rico.

Espero que lo hagáis y lo disfrutéis.

Un saludo,

Jorge Ruiz

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: