Saltar al contenido.
Anuncios

Cocinar con horno microondas: recetas, potencial y buen uso

El horno microondas es un electrodoméstico básico en cualquier cocina, es rápido, eficaz y muy versátil. Ya apenas quedan detractores del mismo, pero seguro que muchos son los que siguen teniendo ideas inexactas  y usándolo de manera equivocada. Así como también muchos no lo usarán más que para calentar el vaso de leche y la comida del día anterior.

microondas

 

¡Eso se va a acabar! Le sacaremos partido a nuestro horno microondas al 100% con estas recetas y un buen uso del mismo. Además, para mí, es necesario tener un buen microondas, una buena marca (Una marca que siempre ha tenido buena reputación en el sector es Panasonic, quien ha sacado una nueva línea de horno microondas ) y que tenga potencia, el mío es de 1000w, pero uno de 800w también es una potencia muy aceptable. Para hacernos una idea, el microondas pequeño, ‘de toda la vida’, es de 600w, el más barato del mercado, yo apostaría por algo  más elevado, ya que podremos hacer más y mejores cosas y además suelen durar más tiempo.

Por otra parte, la mayoría de las  veces, la comida hecha en microondas suena a comida rápida y sí, puede que esté hecha de forma rápida, pero no tiene porqué ser grasienta, ultra-procesada o ‘comida basura’, podemos hacer miles de recetas altamente nutritivas y sanas en el horno microondas sin problema: pescados, verduras, hortalizas, pasteles salados, porridges (gachas a base de avena)…

Es más, muchos nutricionistas defienden la idea que al estar los alimentos menos expuestos en tiempo y forma a la cocción tenderán a tener más intactos muchos de sus nutrientes.

  • Hablando de la salud, hay que decir que es la Organización Mundial de la Salud, la que avala la nula nocividad del electrodoméstico para nuestra vida.  Eso sí, hay que tener en cuenta ciertos parámetros importantes para llevar a cabo un buen uso del horno microondas:

-Usar siempre vajilla apta para microondas, cristal preferiblemente o recipientes y moldes aptos para microondas (silicona, plásticos aptos…) y ante la duda de si es apto o no, mejor no usar.

Asegurarnos de que estén en buen estado todas las partes de la puerta y laterales. Así como asegurarnos de su buen funcionamiento (ruidos raros, sobrecalentamiento…)

Tapar bien, para evitar salpicaduras que pueden derivar en bacterias y/o quemaduras. Los restos de alimentos en el microondas producen ‘microbacterias’ que uniéndose las de un alimento y las de otro pueden montar un fiestón de  mucho cuidado, por lo que es muy  necesario mantener el microondas siempre limpio y desinfectado.

-Cuidado con ciertos alimentos que pueden explotar: huevos, patatas… Trataremos de hacer agujeritos para evitarlo. Yo suelo cocer patatas pequeñas en el microondas lavándolas bien, luego las forro en papel film y las apuñalo con un cuchillo, a parte de desestresarte en modo psicópata, evitas que estallen y en 5 minutos tienes unas papas recién asadas deliciosas.

-Si es mucha cantidad la que vamos a calentar, mover de vez en cuando para que se caliente todo por igual.

-Procurar que no se quede sin agua el alimento que vayamos a calentar o cocinar, el microondas calienta muy fuerte y se podría resecar y/o quemar fácilmente, por lo que debemos hidratar bien antes de cocinar cualquier producto.

  •  Las posibilidades son múltiples e insospechadas en el mundo de la cocina, podemos aplicar diversas técnicas culinarias en el microondas:

Cocer al vapor: verduras, pescados, mariscos… Tan solo nos hará falta un recipiente apto para ello, poner agua, aceite y aderezos al gusto y en un pis pas tendremos una deliciosa comida recién hecha.

 

repostería rápida y fácil: flanes, bizcochos, natillas, crema pastelera rápida…

Asar: verduras, patatas, hortalizas… Como expliqué antes lo de las patatas asadas, podemos hacerlo con otras muchas verduras: boniatos, calabaza…

Crujientes: yo he hecho multitud de veces, hojas secas para decorar o darle un punto crujiente a alguna receta (perejíl, col kale, albahaca…), también el jamón serrano queda de lujo entre dos papeles absorbentes de cocina en tiradas de 30 segundos, hasta que se evapora todo el agua, luego dejamos enfriar y ya podemos romper las lonchas de jamón para hacer nuestro crujiente. En esta receta de ajoblanco de melón con jamón lo explico.

-Arroces, pastas… Lo usaremos igual que si de una sartén de tratase: pochamos los ajos o cebolla primero, añadimos al caldo, calentamos, añadimos el arroz o la pasta y vamos  cociendo poco a poco. Lo único que hace falta es paciencia.

-Porridges o gachas. El porridge se trata de unas gachas de avena, se pueden tomar en frío o caliente. Se pone avena al gusto con leche a calentar, en tiradas de 1 minutos y removemos. Añadimos frutas, semillas, frutos secos al gusto y a zampar.

En fin, un mundo el del microondas, así que sabiendo todas estas cositas, ya sabes, no te cortes y  experimenta, porque tan sólo hay que pillarle el punto a cocinar con este maravilloso electrodoméstico.

¡Un abrazo!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: