Saltar al contenido.
Anuncios

Ensalada otoñal con queso de cabra y vinagreta de mandarina

Una ensalada fácil de preparar, ideal como plato único y con una vinagreta deliciosa de mandarina. 


A veces pienso en lo perfecta que es la naturaleza y me quedo asombrado, ya que otoño suele ser una estación deprimente y gris, pero la naturaleza nos da sus mejores frutos, los más “antidepresivos”, antioxidantes y nutritivos, casi todos de color rojizo: granadas, uvas, ciruelas… para combatir esos bajones típicos de esta estación y un montón de alegría para el cuerpo y la mente.

Recordemos que los frutos de color anaranjado y rojo son los que más nos activan y previenen de resfriados, catarros, etc. 

Es por eso que pensé en hacer una rica ensalada otoñal, bueno, en realidad, otra ensalada otoñal, porque ya tenía publicada mi ensalada de frutos otoñales.

En esta me lo he currado un poquito más añadiendole queso, algún fruto seco y también alguna semilla. El resultado es una ensalada riquísima, tanto que mi hermana y madre, que son muy críticas y poco receptivas respecto a experimentos gastronómicos, ¡me dieron un sobresaliente!

Así que  la comparto con todos vosotros para que la disfrutéis como lo han hecho ellas. 

  • INGREDIENTES

-1 granada grande o 2 pequeñas

-un puñado de uvas rojas ( unas 7 o 9)

-unos cuantos pistachos

-1 manzana ( si es roja mejor) 

-rodajas de queso de cabra fresco 

brotes tiernos o mix de lechugas

-el zumo de una mandarina

-un chorrito de vinagre de manzana 

-un chorrito de AOVE (Aceite de Olvia Virgen Extra)

-una pizca de sal ( al gusto)

-semillas de lino, pipas de calabaza o similar ( opcional )

  • ELABORACIÓN

1. Preparamos los brotes en un bol, pelamos la granada con cuidado de no dejar parte blanca ya que amarga bastante, cortamos las uvas por la mitad y quitamos los huesos ( si son muy grandes las podemos cortar en cuartos). Pelamos la manzana y cortamos en bastones regulares finos. Cortamos el queso en rodajas no muy gruesas ya que aporta mucho sabor. Pelamos los pistachos. 

2. Colocamos la cama de lechugas y vamos añadiendo todos los ingredientes procurando que queden arriba los más pequeños: granada, pistacho… 

3. Para la VINAGRETA mezclar el zumo de la mandarina con el vinagre,  el AOVE y la sal. Yo suelo poner un poco menos del doble de aceite que de vinagre, pero eso ya al gusto de cada uno. Emulsionamos todo con ayuda de unas varillas o un tenedor hasta que cambie de color levemente, esto nos indicará que está emulsionada la vinagreta. 

4. Ya solo queda rociar la vinagreta justo antes de servir. Yo suelo mojar el queso con la vinagreta para que tenga mejor aspecto y le añado unas cuantas semillas de lino. 


Espero que os haya gustado, 
Un abrazo y buen provecho

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: