Saltar al contenido.
Anuncios

Pan de muerto – Delicioso panecillo dulce del día de muertos. México

 

¡ Aloha cocinillas! Os traigo un dulce muy especial, algo tarde porque es típico del día de muertos o día de todos los santos. 

El pan de muerto es el dulce más típico en México durante estas festividades. Como todos sabéis, en México, el día de muertos es un día muy especial: los mexicanos engalanan los cementerios, se festeja,  les hacen ofrendas y  montan altares en honor y recuerdo a los seres queridos que ya no están.

Yo tuve la oportunidad de vivir en México un tiempo pero nunca estuve para este día tan especial, una pena, porque debe de ser muy bonito, así que en cuanto pueda volveré en estas fechas para vivir esta fiesta única en el mundo. 


Volviendo a la receta debo decir que ee muy sencilla de hacerla, no hace falta utensilios complicados ni tener mucha mano en repostería para que salga bien. 

Se pueden hacer, con las cantidades que escribo en esta receta, o bien 3 panes grandes o 6 más pequeñitos. Sin cocer no parece mucha masa, pero crece mucho al reposar y hornear. Así que al gusto de cada uno. 

El resultado es un pan que nos recuerda al típico roscón de reyes de España o a un bollo suizo, una auténtica delicia. 

Se suele acompañar de chocolate caliente a la taza, aunque también se puede rellenar de lo que queramos: crema, mermeladas…

Así que sin más os dejo con la receta de forma tradicional y la receta de pan de muerto con thermomix. 

 

 

 

  • INGREDIENTES

-600 gramos de harina de trigo (yo usé 500 de harina normal y 100 gramos de harina de fuerza, pero se puede con toda normal o de fuerza)

-120 gramos de azúcar (y algo más para espolvorear por encima)

-la ralladura de una naranja

-200 gramos de leche entera, vegetal o al gusto (y algo más para pintar el pan)

-15 gramos de levadura fresca o 1 sobre de levadura seca (unos 16 gramos)

-150 gramos de mantequilla o margarina (y algo más para pintar el pan)

-3 huevos

-1 pizca de sal

-1 cucharadita de agua de azahar (opcional)

 

  •  ELABORACIÓN TRADICIONAL

1. En una encimera limpia o en un bol grande hacemos un volcán con la harina, templamos la leche, le añadimos la levadura y vamos incorporándola a la harina poco a poco, vamo mezclando. Añadimos también los huevos, la mantequilla, el azúcar, la ralladura de naranja, la pizca de sal y el chorrito de agua de azahar. Amasamos hasta que quede todo mezclado. Dejamos reposar en un bol tapado o en la encimera cubierto con un paño ligeramente humedecido hasta que doble el volumen (unos 30-60 minutos, según temperatura de la cocina -evitar corrientes-).

2. Volvemos a amasar y formamos 4 bolas.  Una de las bolas la dividimos en 9 más pequeñas que serán las decoraciones: 3 para cada pan, es decir, 2 huesitos a lo largo y una bolita arriba. 

3. Pintamos con leche los panes y colocamos las decoraciones. Volvemos a pintar y podemos espolvorear azúcar por encima ( si  queremos que el azúcar quede con costra lo humedecemos un poco antes de colocarlo). Dejamos que leuden unos 30 minutos más igual que antes, tapados con un paño y fuera de corrientes de aire. Precalentanos el horno a 180 grados centígrados.

4. Pasado este tiempo, horneamos a 180 grados centígrados, calor arriba y abajo durante unos 40 minutos. Una vez horneados y templados derretimos mantequilla y los pintamos por todas partes y si queremos añadimos más azúcar. Dejamos reposar y listos para comer.

  • ELABORACIÓN CON THERMOMIX 

1. Pulverizamos el azúcar con la ralladura de naranja 10 segundos/ velocidad 10. 

2. Añadir la leche y la levadura, mezclar 2 minutos/37 grados/velocidad 3

3. Añadir la mantequilla, los huevos, el azúcar, azahar, harina y la pizca de sal. Amasar 3 minutos. Dejamos reposar hasta que doble volumen, en el propio vaso, unos 30-60 minutos. 

4. Volvemos a amasar 1 minuto.  formamos 4 bolas. Una de las bolas la dividimos en 9 más pequeñas que serán las decoraciones: 3 para cada pan, es decir, 2 huesitos a lo largo y una bolita arriba. 

 5.  Pintamos con leche los panes y colocamos las decoraciones. Volvemos a pintar y podemos espolvorear azúcar por encima ( si queremos que el azúcar quede con costra lo humedecemos un poco antes de colocarlo). Dejamos que  leuden unos 30 minutos más igual que antes, tapados con un paño y fuera de corrientes de aire. Precalentanos el horno a 180 grados centígrados.

6. Pasado este tiempo, horneamos a 180 grados centígrados, calor arriba y abajo durante unos 40 minutos. Una vez horneados y templados derretimos mantequilla y los pintamos por todas partes y si queremos añadimos más azúcar. Dejamos reposar y listos para comer.


Espero que os haya gustado la receta y os pongáis manos a la obra, porque merece mucho la pena hacerlo. 
Un abrazo

Anuncios

2 Comentarios »

  1. Que curioso! No había oído hablar de esto nunca hasta el jueves pasado y me vuelvo a encontrar con este delicioso pan de muerto lleno de tradición!!!! No dejo de apuntarme la receta para hacerla!
    Gracias

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: