Os dejo una receta sencillísima y muy nutritiva y perfecta para mantener sano nuestro sistema inmune por los ingredientes que llevan tan saludables y completos nutritivamente hablando.

Es una receta totalmente inventada por mí, es decir, que no es una receta típica de la gastronomía china. La he titulado así por el parecido a cientos de recetas de sopas asiáticas que existen.

Se la quiero dedicar a mi amiga Míriam porque se que le encantan este tipo de sopas con verduritas.

A ver si pronto podemos volver a quedar y disfrutar de una buena comida 😘

Se puede hacer con otras verduras, con o sin huevo y con o sin fideos, más finos o más gruesos. Lo importante es que esté rica y a tu gusto.

  • INGREDIENTES

-1 cebolla ( cebolleta o puerto)

-1 zanahoria

-1 trozo de jengibre fresco (unos 3 cm o una falange del dedo)

-1 diente de año

-1 trozo de hinojo (opcional)

-1 trozo de pencas de acelgas (opcional)

-1 trozo de apio pequeño

-1/4 de col ( también llamado repollo)

-4 cucharadas de aceite neutro ( aceite de girasol, maíz, colza…)

-4 cucharadas de salsa sweet chili ( o en su defecto ketchup o salsa agridulce + una cucharadita de alguna especia picante como cayena o pimienta)

-1 huevo

-1, 5 litros de agua

-2 cucharadas de maizena (harina fina de maíz)

-1/2 o 1 cucharada de sal ( según la salsas que utilicemos le pondremos más o menos, al gusto)

  • ELABORACIÓN

1. Picamos todas las verduras en cuadrados pequeños menos la col que la haremos en tiras y el ajo y jengibre que lo picaremos lo más pequeño posible o bien machacado en mortero. Reservamos

2. En una olla ponemos el aceite a calentar y añadimos todas las verduras menos la col y sonreímos a fuego medio unos 10 minutos.

3. Añadimos la col y el resto de ingredientes y el agua. Dejamos hervir a fuego lento unos 15 minutos.

4. Para espesarla, si fuese necesario, cogemos un vaso de agua fría y ponemos la cucharada de maicena y mezclamos bien. Añadimos a la sopa y dejamos cocer otros 5 minutos, no veremos el resultado del espesor si no dejamos enfriar un poco, cuando la textura sea la deseada cotinuamos.

5. Ya podemos romper un huevo y echarlo y/o un puñado de fideos al gusto y seguir instrucciones del fábricante para cocer la pasta que usemos. Tomar muy calentita.

Espero que os haya gustado

Un abrazo

JORDIE